Entorno fantástico

Entorno fantástico

La casa es una monada, un pazo gallego restaurado con mucho gusto y, como nos explicó la propietaria, Elena, con mucho cariño y tesón durante 5 años; restauró muebles que quedaron impecables. El trato, tan familiar y agradable que a uno se le hace raro no volver a tener contacto con gente tan encantadora. Si hemos de encontrar alguna "pega" sería la localización, difícil el primer día, que solucionamos con una llamada y un GPS. Al estar en medio del campo, no se oye ni un ruido por la noche y se descansa muy bien. Nos ha encantado y nos hubiera gustado tener un poco más de tiempo para disfrutar más de la casa. Un aplauso para las dos Elenas (madre e hija)!!


5
2019-01-31T09:58:17+00:00
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad